3 de diciembre de 2014

Como una mano tratando de alcanzarme


Él ya ha llegado. Siempre buscándome, siempre encontrándome. Siempre cerniéndose sobre mi como una sombra, como una mano tratando de alcanzarme.
Ya me he hecho a la idea de que nunca me liberaré de él, bien sé yo que el lazo que nos conecta es irrompible y eterno.
Pero ahora... ahora me doy cuenta de cuan ingenua he sido.
Él ya ha llegado, aunque sería más correcto decir que él siempre ha estado allí, siempre buscándome, siempre encontrándome.
Siempre cerniéndose sobre mi como una sombra que le ha robado el espacio al cuerpo, como una mano que hace tiempo me ha alcanzado.

SUNSHINE.

2 comentarios:

  1. Oh, que texto mas profundo y triste....quien es el? (si se puede preguntar....)
    Muy interesante y me ha gustado....a mi por ejemplo algo que pueda relaccionar con tu texto es la muerte de mi abuelo que a pesar de que al principio me cogio muy desprevenida, despues de que pasaran unos meses y años siempre siento que el(la depresion en este caso) me busca y me encuentra.
    Me ha gustado tu texto!!

    Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad "él" no es nadie, pero a la vez siempre es alguien. Todos tenemos a ese alguien, ¿no?, al menos es así como yo lo veo. Creo que tu comparación es lo que más se acerca a lo que quería transmitir, ¡me alegro de que te haya inspirado algo!, aunque ese algo no sea muy feliz.

      Eliminar