25 de marzo de 2015

Ese lugar


Todo en ese lugar eran paredes blancas testigos de las locuras susurradas y las sombras que atormentaban a esos pobres niños; suelos grises de linóleo que aún escuchaban los pasos de aquellos que los habían abandonado; puertas de madera barata y sin pestillo para poder tirarlas abajo si era necesario —y siempre era necesario—; mesas de plástico, sillas de plástico y cubiertos de plástico desde que aquel niño trató de meterse un tenedor en el ojo temiendo lo que éste pudiera ver —OJOS MUERTOS QUE NO VEN, CORAZÓN VIVO QUE NO SIENTE—; armarios que escondían cicatrices, o heridas aun abiertas, o monstruos, muchos monstruos; espejos que engañaban a esas chicas que se gritaban a sí mismas; váteres que se habían cansado de comer y ver sufrir y ver llorar; y cuchillas, cuchillas escondidas que ellos aun no habían encontrado.
Pronto lo harían.


(De El Origen, capítulo 1)

2 comentarios:

  1. ¡Hola guapii!
    Me gusta este párrafo *-*
    Seguidora número 100 oh yeahhh JAJAJ
    Mil besos*^*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Seguidora número 100! O.O Tengo que hacerte un ALTAR, chica.
      ¡Muchas gracias por comentar!
      Besos <33.

      Eliminar